En principio, vale reiterar que la publicidad en Internet es claramente más económica que aquella efectuada en los medios tradicionales. Solamente empleando una fracción del presupuesto que se destina a la publicación de avisos en un medio tradicional es posible desarrollar campañas de promoción mensuales en la red.
En otro orden, no cabe duda que la publicidad en medios digitales nos permite tomar decisiones estratégicas y de segmentación de mercado con mucha mayor facilidad, pudiendo colocar anuncios en sitios relacionados con nuestros productos o servicios de una manera mucho más estrecha, teniendo en cuenta la amplia diversidad temática y la profunda especialización que existe actualmente en la web, ya sea en portales comerciales, informativos, blogs individuales, redes temáticas de blogs, etc.
publicidad vs
Dinamismo e Interactividad
Otra gran ventaja es el dinamismo que nos ofrece el medio digital. En Internet es posible comprobar de qué manera, en qué fecha y desde dónde un usuario accede a una página web, hace click sobre un aviso y qué acciones realiza posteriormente. Esto permite controlar la inversión publicitaria efectuada en función de las ganancias obtenidas, algo muy complejo de concretar en los medios tradicionales, sobre todo con la precisión mencionada.
Un punto imposible de soslayar es la interactividad de la publicidad online, ya sea que se trate de banners, publicidad por email, avisos contextuales en los grandes buscadores como Google o Yahoo, etc. En Internet, los avisos pueden cambiar a diario (como de hecho sucede con muchos banners) y, de esta manera, es posible destacar distintos aspectos del producto publicitado a lo largo del tiempo.
Asimismo, al contratar un espacio en una web es posible ir probando diferentes formatos y descubriendo cuáles son los más convenientes para el producto en cuestión. En Internet, los avisos pueden estar en movimiento, incorporar texto, música e imagen al mismo tiempo o aparecer en una sección específica de la página. Muchos de los medios tradicionales no cuentan con estas ventajas.
Esto provoca una menor saturación de la imagen corporativa y, a la vez, aumenta la información que pueda llegar a tener el cliente de los productos o servicios a publicitar. Al mismo tiempo, la interactividad se concreta desde otro punto de vista que está más relacionado con la implicación del receptor en los medios digitales, la cual es mayor a la que se registra en los medios convencionales.
Actualmente, es muy fácil observar como los lectores de una web o de un blog incorporan contenidos propios de todo tipo en el mismo medio, estableciendo, en consecuencia, una relación más estrecha con éste. Lógicamente, eso redunda positivamente también en el tema publicitario.
google-vs-320x202

Potenciación de la publicidad tradicional
Por último, vale destacar el impacto que provoca la publicidad online al combinarla con la publicidad tradicional, ya que ambas pueden funcionar perfectamente al unísono. La sinergia que se provoca al combinar los dos tipos de medios quedó evidenciada en los resultados de un reciente estudio efectuado por la European Interactive Advertising Association (EIAA).
En este análisis se concluyó que mientras una campaña de publicidad tradicional eleva en un 2% la intención de compra o aceptación del producto en el público expuesto, la combinación de los medios tradicionales con la publicidad online incrementa este índice hasta el 12%.